Los puestos de trabajo de los trabajadores y trabajadoras de la empresa PROCOLUIDE INDUSTRIAL S.A de Arganda del Rey penden de un hilo al estar en un ERE de extinción que afecta a la totalidad de la plantilla, tras anunciarse el cierre de la empresa y abrirse el procedimiento concursal.

Los trabajadores y trabajadoras, que se concentran y manifiestan todos los días a las puertas de la empresa, muestran su indignación después de haber dedicado años de trabajo y producir, gracias a su esfuerzo, importantes beneficios a la empresa que ahora parecen volatilizarse.

Puestos de trabajo que definitivamente se pueden perder si no prospera la reunión prevista para el próximo martes, 21 de julio.

El próximo martes, está prevista una reunión para lograr encontrar una solución y evitar, lo que parece en estos momentos inevitable, la pérdida de estos 115 puestos de trabajo.

En las reuniones anteriores no se logró aportar soluciones o fórmulas para evitar la pérdida de los puestos de trabajo y, en su caso, mejorar la ofertas indemnizatorias que amortiguen el impacto para estas familias.

Un cierre y una pérdida de empleo especialmente drámatica para los 115 trabajadores y trabajadoras que forman la plantilla, mayoritariamente mujeres (95 trabajadoras, y 20 trabajadores) y que ronda los 45 años de media de edad.

Una mala noticia para la localidad madrileña de Arganda del Rey que desde hace años realiza esfuerzos para atraer inversiones y puestos de trabajo, mejorar la situación económica, laboral y social de la localidad y las localidades de la comarca sur este de la Comunidad de Madrid.

Los representantes de las trabajadoras y trabajadores de PROCOLUIDE INDUSTRIAL S.A lo tienen claro. Señalan la mala gestión de la Empresa como la responsable de la delicada situación en la que se encuentran la plantilla.

Frente a la errática dirección de la empresa, está el compromiso de las trabajadoras y trabajadores de PROCOLUIDE para intentar mantener el proyecto empresarial, con compromisos concretos para ayudar a su sostenimiento y viabilidad.

Trabajadores que han soportado varios ERES. El último fue en el año 2015, que afecto a 32 personas y con sacrificios que ha realizado el resto de la plantilla.

UGT Madrid

También te puede interesar